5 errores a evitar a la hora de apostar en la Champions League

5 errores a evitar a la hora de apostar en la Champions League

5 errores a evitar a la hora de apostar en la Champions League
Autor Franklin Santaella 05 Dec 2018

Os mostramos los principales errores que se deben evitar a la hora de apostar en la competición de la Champions League.

Vamos a dar detalles de los 5 errores que debemos evitar a toda costa cuando de apostar en Champions League (CL) se trata:

  1. Tomar en cuenta las estadísticas de los equipos en sus respectivas ligas

Hay apostadores a los que nos gusta utilizar las estadísticas para observar las tendencias y desarrollar sistemas basados en el mercado OVER/UNDER. Cuando se trata de un torneo con las características de la CL, por favor descarten esa idea, es otro torneo, con características muy particulares; de hecho, por ser un torneo relativamente corto, las estadísticas no suelen ayudar mucho porque el tamaño de la muestra es muy pequeño como para sacar conclusiones, lo mejor en mi opinión es usar la intuición y sobre todo la información.

  1. Apostar con la camiseta puesta

Si eres fanático de algún equipo de los que participa en la CL procura jamás apostar por él, el fanatismo va a cegar tu criterio y apostarás con el corazón y no con la cabeza, esto con total seguridad te va a llevar a tomar malas decisiones. Ciertamente, puede haber excepciones pero la recomendación sigue siendo esa, no apuestes al equipo de tus amores, mejor disfruta de sus partidos y lígalos a muerte pero sin poner un centavo en ellos.

  1. Dejarse llevar por los nombres de los equipos

A veces le damos mucho peso al nombre y a la historia de los equipos y no vemos la realidad actual de los mismos, este es un error que se comete con frecuencia. Por ejemplo, puede ser que un equipo de renombre no esté viviendo un buen momento por haber perdido jugadores importantes, pero por su desempeño en la temporada anterior se ganó un puesto en la Champions ¡ojo, esto pudiera ser también engañoso! porque hay equipos que descuidan sus ligas para enfocarse en la Champions por tratarse del torneo de clubes más importante del mundo y equipos chicos que están dispuesto a darlo todo para avanzar en el torneo.

  1. Obviar la posición de los equipos en la fase de grupos

Es muy importante tener presente que a veces los equipos favoritos en un partido no están obligados a ganar, aunque esto pueda no sonar “bien”, es una realidad absoluta. Se puede dar el caso, y de hecho se da, de equipos que no jueguen para ganar. Factores como la posición en la tabla, los otros enfrentamientos, posibles cruces, entre otras cosas, podría propiciar que el favorito en el papel no salga a buscar la victoria. También pueden darse situaciones en la que los equipos juegan para no perder y en casos extremos les da igual el resultado del partido si ya aseguraron el 1er lugar del grupo por ejemplo; entonces en esos partidos es mejor no involucrarse porque la lógica diría que el equipo A es muy superior al B pero como no tiene nada que perder, A pudiera mantener a sus figuras en el banco o simplemente no jugar con intensidad y el resultado puede ser un empate o un triunfo “sorpresivo” de B.

  1. Menospreciar el peso de la localía en las fases de enfrentamientos directos.

El factor sede suele tener muchísimo valor en este tipo de competencia y en ocasiones los apostadores no lo toman en cuenta. Con frecuencia, los equipos débiles en el papel realizan planteamientos tácticos diferentes, bien para no perder el partido en casa frente a sus seguidores o incluso ser más agresivos y buscar los 3 puntos a como dé lugar. Un punto relacionado y que es importante considerar, tiene que ver con el resultado del partido de ida; en mi opinión, el partido de vuelta es “mucho más fácil” de pronosticar que el de ida, ya que habiendo observado el partido de ida podemos tener indicios de cómo será el de vuelta, pero no hay que confiarse, mientras más detalles manejemos mejores serán nuestros pronósticos y mayores las posibilidades de tener dinero en nuestras arcas.