Apostar a largo plazo en el fútbol

Apostar a largo plazo en el fútbol

Apostar a largo plazo en el fútbol
Autor Freddy Chavier 19 Jul 2018

Vamos a explicar una estrategia que quizá no tenga demasiados adeptos pero que podría llegar a generar grandes beneficios si se sabe usar bien.

En las apuestas hay un nicho que está poco explotado por los jugadores pero que sabiéndolo utilizar puede darnos beneficios, se trata de apostar a largo plazo en el fútbol, aunque es válido decir que también aplica para otros deportes, lo vamos a enmarcar dentro de las estrategias para apuestas de fútbol ya que aún estamos respirando los aires del Mundial y va a ser más sencillo explicar con ejemplos.

Estamos acostumbrados a apostar al partido que se jugara hoy o mañana, pero, ¿qué tal si apostamos al equipo que ganará el mundial de fútbol antes de que el torneo comience? ¿Cuáles son los pros y los contras de hacerlo?

Vamos a definir cómo apostar a largo plazo en el fútbol a todas las apuestas que no sean para acertar el resultado de un partido, estamos hablando por ejemplo de: ¿Quién será el ganador del Mundial? ¿Quién será el máximo goleador? Etc.

Obviamente, predecir algo a mediano o a largo plazo tiene un mayor grado de complejidad ya que hay una gran cantidad de imponderables que se pueden presentar a lo largo de una temporada o de un torneo.

Siempre en cada competencia hay equipos que en el papel lucen favoritos, ¿pero en la realidad siempre sucede lo que dice la teoría? Claro que no, y eso es precisamente lo interesante de esta estrategia para apuestas de fútbol, hay que analizar más allá de lo evidente, irse por los grandes favoritos es una opción pero en lo particular preferiremos buscar a los equipos que considero están infravalorados y que van a ir más lejos de lo que muchos esperan. Nuestra estrategia consiste en buscar cuotas con mucho valor y esperar a que el equipo o los equipos vayan avanzando, no necesariamente vamos a mantener nuestra apuesta hasta el final, si consideramos que ya obtuvimos un buen rendimiento podemos hacer cash out, salirnos de la apuesta antes del final de la temporada o el torneo y así obtendremos ganancias aun si nuestro equipo no resultara campeón.

Antes del Mundial analizamos los equipos que consideramos tenían cuotas altas, algunas demasiado altas y que en nuestra opinión podían pasar al menos a octavos de final y realizamos una lista, esos deben ser los criterios principales. Hemos colocado entre paréntesis las cuotas que ofrecían un par de casas de apuestas

Costa Rica (301-501)
Islandia (251-201)
Perú (201-201)
Egipto (151-151)
Bélgica (12-11)
Panamá (1001-501)
Dinamarca (101-81)
México (101-101)
Rusia (51-41)
Colombia (34-34)
Croacia (29-34)
Inglaterra (17-17)
Australia (501-276)

Están en el orden en que nos pareció más atractivo dándole prioridad a las cuotas. Revisemos que pasó con ellos hasta cuartos de final.

En el primer grupo de Costa Rica a Bélgica, todos a excepción de Bélgica tenían cuotas astronómicas pero ninguno avanzó. Solo Bélgica nos gustó más por considerarlo candidato a avanzar que por la cuota que en este momento está en 7.5.

Los equipos que han llegado a cuartos de final:

Inglaterra 5.5
Rusia 21.0

A la selección a la que le hubiéramos sacado mayor provecho es a Rusia, el diferencial es de al menos 20pts, sería un buen momento para salirnos de la apuesta ya que sería difícil que Rusia siguiera avanzando.

Este tipo de jugadas es para aquellos apostadores que son pacientes y que pueden esperar sabiendo que los beneficios pueden llegar a ser bastante altos, pero entre las desventajas están los imprevistos que pueden cambiar radicalmente las cosas, por ejemplo el jugador estrella de Egipto, Mohamed Salah se lesionó poco antes del Mundial y eso condicionó su participación y posiblemente la posibilidad de pasar la fase de grupo.

Vale la pena aventurarse con esta estrategia para apuestas de fútbol, porque la inversión puede ser baja y los beneficios bastante considerables.