Estrategia de fútbol: apostar al par y menos de 2.5 goles

Estrategia de fútbol: apostar al par y menos de 2.5 goles

Estrategia de apuestas de fútbol
Autor Franklin Santaella 27 Jul 2018

Os presentamos una interesante estrategia para apostar al fútbol. Se trata de combinar el Under 2.5 goles con la apuesta al resultado par.

Seguimos con la serie de artículos dedicados a aumentar y mejorar nuestras estrategias para apuestas de fútbol, ahora veremos una que no es muy conocida: se trata de apostar al par y menos de 2.5 goles en el partido.

Lo que buscamos con esta estrategia es jugar con las matemáticas o, dicho de otra manera, con las posibilidades de que se den los resultados y nos generen beneficios haciéndole también un guiño al azar.

El primer paso, como siempre, es estudiar los equipos y las ligas, hoy en día hay mucha información valiosa al alcance de nuestras manos así que debemos sacarle el mayor provecho. En ligas, torneos o equipos donde predomina la defensiva, la línea de 2.5 goles es razonable en probabilidad y en cuota, deben hacer 3 goles o más entre los 2 equipos para que perdamos la apuesta y la cuota suele estar entre 1.40 y 1.45. Esta sería nuestra apuesta principal, la que nace producto del análisis previo del partido.

Ahora pasamos a la segunda parte, apostar que el resultado final sea par. De entrada, con el pitazo inicial, ya vamos ganando ambas apuestas, pues el cero a cero cumple con las dos condiciones y nuestro análisis nos dice que será un partido defensivo y de pocos goles. Toca esperar entonces que nos sonría la suerte y que el partido pueda terminar con alguno de los siguientes resultados: 1-0 (o 0-1), 1-1 o 2-0 (o 0-2). De esos cuatro posibles resultados, tres nos harían ganar las dos apuestas. Las cuotas del mercado “resultado par o impar” son altas, suelen estar entre 1.70 y 1.80, ya que aquí las casas de apuestas online colocan las cuotas enfocados más en las probabilidades matemáticas que en algún análisis del partido.

En caso de que se marcaran más de 2 goles, aún tenemos posibilidad de ganar nuestra primera apuesta, la que paga más dividendos, por lo que la recomendación sería que la segunda apuesta cubra a la primera para que al menos no salgamos con pérdidas del partido. En caso de que se produzca un gol más del que nos hizo perder la apuesta principal, ese cuarto gol nos haría recuperar el importe de la apuesta que se pierde al momento en que se marcó el tercer gol.

Se puede colocar la línea en otra cantidad de goles pero, apostar al par y menos de 2.5 goles, no garantiza una cuota pre-partido con cierta valía. Si la casa permite que se combinen estas dos apuestas en una sola jugada, la ganancia puede ser mayor si se dan ambas condiciones, con lo que se le estaría dando un valor agregado a una cuota media, haciéndola más atractiva. Sin embargo, hay que considerar que algunas casas impiden que se combinen ambas apuestas en una misma jugada por lo que de ser así la estrategia cambia y se convierte en una para respaldar nuestra apuesta principal.

Siempre nos viene bien plantearnos estrategias para apuestas de fútbol que se salgan de lo convencional, o de lo ya establecido, y si son seguidores de las estadísticas verán que hay un enorme potencial tanto en esta como en otras estrategias para apuestas de fútbol.