Estrategia de ganador y colocado en las carreras de caballos

Estrategia de ganador y colocado en las carreras de caballos

 Estrategia de ganador y colocado en las carreras de caballos
Autor Freddy Chavier 03 Jul 2018

Explicamos esta estrategia de apuestas de carreras de caballos con las que podremos cubrir nuestras apuestas en el caso de que nuestro caballo no resulte ganador.

Este artículo está dedicado para los amantes de las carreras de caballos aunque vale acotar que es también valido para los seguidores de carreras de galgos, de Fórmula 1 o Moto GP, en fin, de cualquier tipo de carreras.

La que vamos a explicar es una estrategia para apuestas de caballos. Se trata de jugar a ganador y a colocado, no es otra cosa que cubrirnos las espaldas en caso de que el caballo que consideramos va a ganar la carrera no lo haga pero sin embargo llegue en segundo lugar y en algunos casos hasta en la tercera posición de la carrera.

Dependiendo de la casa de apuestas, de la cantidad de participantes, del deporte (como explicamos antes esto no aplica solo a las carreras de caballos, aplica a cualquier carrera {incluso a la “carrera” por el liderato de goleador de una liga de fútbol) se definirá la estrategia a seguir.

En algunas casas de apuestas ya está predeterminada la opción y al hacer la apuesta a ganador nos da la opción de complementarla con la apuesta a colocado, especificando qué posiciones cubre (hasta el segundo o tercer lugar) y qué porcentaje de la cuota del ganador paga la apuesta de colocado.

Al tratarse principalmente de una estrategia para apuestas de caballos, una de las consideraciones pertinentes debe ser la cuota que ofrezca tanto a ganador como a colocado, hay que buscar una que nos parezca atractiva y que nos brinde una buena tasa de retorno en el peor de los casos que es cuando se pierde la apuesta principal a ganador. Lo ideal es que la apuesta complementaria devuelva el monto de lo perdido en la apuesta principal o al menos este cerca de hacerlo. En líneas generales podemos decir que la apuesta secundaria paga el 25% de la apuesta principal, entonces habría que buscar que la apuesta a colocado este cerca de tener una cuota 2, puede estar un poco por debajo pero no mucho ya que la idea es cubrir y no perder mucho de la apuesta a ganador.

En el caso de que no queramos considerarla única y exclusivamente como estrategia para apuestas de caballos, es válido también utilizarla en otros escenarios, lo primero que se nos viene a la mente son las carreras de galgos por la similitud, las casas de apuestas manejan la misma opciones en este caso, pero, ¿qué podemos hacer en otros mercados manteniendo la misma filosofía aun cuando no nos ofrezcan directamente la opción?

Analizar cuál es el principal rival de nuestro favorito y apostarle en la proporción que nos permita recuperar el monto de nuestra apuesta principal que obviamente nos proporcionaría dividendos muy por encima de la apuesta complementaria que estamos dispuestos a perder (y deseosos de que así sea).

Lo fundamental es que tengamos el concepto claro, la estrategia no es otra cosa que prever que nuestro favorito puede no ganar y tengamos un plan B en caso de que así sea, si nuestra casa de apuesta nos da la opción por supuesto es mucho más sencillo utilizar la estrategia, pero si no es así, aun podemos ingeniárnosla y darle la vuelta para cubrirnos, espero le haya sido útil y puedan aprovecharla al máximo.