Estrategias de apuestas: doble resultado

Estrategias de apuestas: doble resultado

Estrategias de apuestas: doble resultado
Autor Franklin Santaella 15 Oct 2018

Explicamos en qué consiste esta estrategia de fútbol de apostar al doble resultado y en qué mercados y cuándo es más recomendable hacerlo.

Con frecuencia habrán notado que en las apuestas de fútbol, los partidos donde están involucrados un equipo grande y uno modesto las cuotas pueden llegar a ser ínfimas, lo que hace que no sean jugadas con valor y pierde mucho sentido apostar ya que la recompensa es muy baja y aunque el riesgo también suele serlo no hay apuesta segura. Cuando se habla de fútbol, por tratarse de un deporte con tres posibles resultados, hay que pensárselo bien a la hora de colocar el dinero.

Para remediar un poco esta situación podemos utilizar un mercado que es bastante interesante y nos ayuda a subir esas bajas cuotas, nos referimos al mercado doble resultado, que aplica en deportes donde el partido se divide en 2 mitades, como por ejemplo el fútbol y el baloncesto.

En este mercado, el pronóstico consiste en acertar el resultado en la primera mitad y al finalizar el partido. Para el caso del fútbol, que ofrece tres posibles resultados (1 X 2), se amplía el abanico de posibilidades y combinaciones, por esa razón las cuotas mejoran, pero, cuidado ya que no es tan sencillo, hay que saber en qué tipo de partidos podemos utilizar esta estrategia de apuestas de manera que podamos hacerla rentable.

Como siempre les recomiendo: hay que analizar muy bien los partidos. De ese análisis y apoyándonos en las estadísticas, podemos tomar mejores decisiones.

Veamos algunos escenarios donde se puede aplicar la estrategia de doble resultado.

En líneas generales, cuando el equipo local es muy superior al visitante podemos inferir que lo arrollará de principio a fin por lo que, en este caso, aplicaría apostar que el local irá ganando al descanso y ganará el partido.

Si el equipo favorito es visitante y va contra un equipo con un planteamiento muy defensivo, tal vez la mejor opción sea empate al descanso y victoria, al final del encuentro, para el visitante.

Estos son solo un par de ejemplos. Cada partido es diferente, hay que tomar en cuenta factores como la posición en la tabla, las alineaciones, la sede, los enfrentamientos previos entre ambos equipos, el desempeño de los últimos partidos, a qué altura del campeonato están, si alguno de los equipos tiene otro compromiso en ligas internacionales o en copas domésticas; en fin, hay que tener presente todas las situaciones relacionadas con el encuentro.

Revisemos ahora un ejemplo real y reciente. En la jornada 8 de la Ligue 1 de Francia, el PSG visitaba al modesto Niza. El PSG venía de ganar sus 7 compromisos previos de liga con 24 goles a favor y 6 en contra. Por su parte, el Niza (un equipo de mitad de tabla hacia abajo) apenas alcanzaba 6 goles a favor y 9 en contra, este pequeño análisis nos indicaba a qué lado podía inclinarse la balanza. Pero veamos qué decían las cuotas.

Niza 8.5,
Empate 5.5
PSG 1.32

Un último factor a considerar en este pequeño análisis, el Niza como local no ha ganado ningún primer tiempo en lo que va de temporada, entonces apostar a que el PSG iría ganando al descanso y que finalmente se alzaría con el triunfo no era una idea descabellada y la cuota mejoraría de ese 1.32 a 1.91, nada mal para un partido que en el papel parecía muy a favor del PSG como en efecto sucedió: el PSG ganó 0-3 (0 -1).

Si nos tomamos el tiempo necesario para analizar las jornadas vamos a descubrir brechas como ésta, así que los invito al estudio de cada jornada antes de hacer sus apuestas al fútbol y verán cómo los resultados mejoran considerablemente.