Guía de apuestas Fútbol

Qué decir del fútbol, que todo buen amante de este deporte no sepa. El fútbol es emoción. El fútbol es pasión. El fútbol es, incluso, devoción. Un deporte capaz de hacer que millones de personas, ya sea de forma activa o pasiva (jugando, o simplemente disfrutando de él en una butaca del estadio, o cómodamente en el sillón de tu casa) se muestren interesados en algo tan ‘sencillo’ como introducir el balón en la portería contraria. Porque sí: en el fútbol gana quien más goles mete. Así es este entretenimiento, bautizado como ‘deporte rey’, que gracias a la enorme popularidad (y negocio) que despierta a lo largo y ancho del planeta tierra, ha entablado tan buena relación con ese otro sugestivo y atractivo mundo: las apuestas deportivas.

Guia Apuestas Futbol

Apuestas en fútbol

Y es que pocas cosas casan tan bien como aunar diversión y dinero. Algo tremendamente estimulante sobre el papel, que esconde sin embargo todo un laberinto de opciones (unas más acertadas que otras). En esta sección de nuestra guía de apuestas, te ayudaremos a entender cómo hacer apuestas de fútbol, de forma que tus decisiones te acerquen lo más posible a tu objetivo: acertar y ganar tus apuestas.

¿Cómo hacer apuestas de fútbol?

Piensa que tu relación con las apuestas debe ser, como diría Humphrey Bogart en la película Casablanca, “el comienzo de una hermosa amistad”. Así pues, para que esa amistad no sólo no se rompa, sino que se fortalezca, te ofrecemos unos cuantos consejos que consideramos muy útiles para la buena salud de tu nueva afición:

  1. Especialízate en un determinado mercado. No vayas saltando de país en país como quien evita los charcos un día de lluvia. Conocer bien uno o varios campeonatos te permitirá maximizar tus probabilidades de éxito a largo plazo. Por muy tentadora que te parezca la idea de apostar un domingo a un encuentro de la liga japonesa, no lo es en absoluto, si del país nipón sólo conoces a Godzilla.
  2. Haz los deberes. La información es poder. Estudia la previa del partido, consulta estadísticas, necesidades de cada equipo, posibles rotaciones, lesionados… Hasta la climatología puede ser determinante. Más conocimientos te permitirán reducir el cerco que te aproxima a la victoria.
  3. No apostar con el corazón. Sí, ya sabemos que tu equipo es el mejor y que nunca puede caer derrotado. Si el amor que profesas por tu equipo te vuelve ciego, será mejor que elijas otro encuentro. Escucha a tu cerebro, y deja de lado a tu corazón.
  4. Di ‘NO’ a tus impulsos: Nada de apuestas de recuperación. Si has perdido una apuesta, asúmelo como algo consustancial al juego; unas veces se gana y otras se pierde. No corre como alma que lleva el diablo a hacer una nueva apuesta, con tal de recuperar el dinero perdido. Usa ese tiempo en hacer un ejercicio de reflexión con el que ‘saldrás ganando’ a la larga, y piensa que “mañana será otro día”.

Tipos de apuestas de fútbol

apuestas caliente

Apuestas de fútbol en Caliente

Apuestas simples

Especialmente recomendadas a los principiantes, que probablemente vean en ellas una primera toma de contacto antes de adentrarse en mercados más complejos. Tiene lugar en un único evento (no como las combinadas, de las que hablaremos a continuación), cuya única condición será que se produzca el hecho concreto por el que apostemos. El beneficio se obtendrá de multiplicar el importe invertido por el momio fijado. Las ganancias ‘limpias’ se obtienen de restar la suma final, menos la inversión.

Apuestas Combinadas

Pasamos de gatear a andar. Aquí, la resolución depende de la suma de varias circunstancias, ya sean dentro de un mismo evento, o de varios diferentes. ¿El resultado? Apuestas más complejas, con momios más elevados como consecuencia de ello. Un buen momento para poner a prueba su ambición (o su imprudencia), ya que combinar diferentes encuentros reducirá drásticamente las probabilidades de éxito. Piénsalo dos veces antes de convertir tu boleto en una lotería.

Apuestas de fútbol más populares o frecuentes

Ahora que ya estás preparado para probar suerte con las apuestas, te descubriremos algunas de las más habituales, y también con las que suelen empezar los apostantes más precoces, dada su sencillez y fácil comprensión. Y es que no resulta difícil perderse entre los cientos de mercados que esconden cada partido, pero desde luego no todo se limita al 1X2.

Apuestas 1X2

Apuestas 1x2

Es la apuesta clásica (también la más sencilla), y probablemente con la que se inicie el apostante más prematuro, antes de profundizar en la fosa de las Marianas que es este basto mar de momios. La cosa no puede ser más fácil: se trata de elegir entre las tres opciones que da un partido, que son que un equipo gane, empate o pierda. Si elegimos 1, significará que gana el equipo local; si elegimos X, que se producirá un empate; si elegimos 2, que la victoria será para el visitante.

Apuestas doble oportunidad

Apuestas doble Oportunidad

Otro mercado muy popular, que ofrece la posibilidad de minimizar el riesgo de pérdida, ya que tenemos un 66,6% de probabilidades de acertar la apuesta. Lógicamente, el momio se verá reducido con respecto a la opción anterior, donde te la jugabas a una única carta. Existen tres opciones:

  • 1X: Apostamos a la victoria local o el empate. Una victoria del equipo visitante, hará que perdamos la apuesta.
  • X2: Apostamos al empate o la victoria visitante. Una victoria del equipo local, hará que perdamos la apuesta.
  • 12: Apostamos a la victoria local o visitante. Un empate, hará que perdamos la apuesta.

Descanso/final

descanso-final-apuestas

Interesante propuesta, especialmente indicada para aquellos que tengan rayos x en los ojos. Y es que esta modalidad exige una profunda lectura del partido, siendo capaz de adivinar cuál será el resultado transcurridos los primeros 45 minutos y al finalizar el duelo. Hay 9 posibilidades, y algunas de ellas dispararán los momios, volviéndolas muy suculentas, a la par que complicadas. Vamos a explicar algunas de ellas a continuación, usando como ejemplo un México – España:

México gana al descanso y al final, México gana al descanso y empate al final, México gana al descanso y España gana al final, México empata al descanso y al final… No resulta complicado resolver las 5 opciones restantes, ¿verdad?

Empate, apuesta no válida

También conocido por sus siglas en inglés DNB (“Draw no bet”). Una forma de cubrir nuestra apuesta, en caso de no tener una fe ciega por el equipo al que elijamos como ganador, ya que en caso de empate, se nos devolverá el dinero invertido. Usar este ‘chaleco antibalas’ (o mejor dicho anti pérdidas), reducirá el momio, lógicamente.

Apuestas al goleador

Una forma de ‘personalizar’ nuestra apuesta será depositar nuestras esperanzas en un único jugador, olvidando por completo el resultado. Dentro de esta opción, hay muchas variantes, como por ejemplo: primer jugador en marcar gol, marca en cualquier momento, último jugador en marcal gol, o incluso elegir el número de dianas que logrará en todo el encuentro (2 goles o más, hat-trick, etc). Una opción divertida y refrescante.

Resultado exacto

Un clásico. ¿Quién no ha hecho alguna vez una porra con los amigos con la intención de acertar el resultado de un partido? Momios muy jugosos, eso sí, dada la dificultad de acertar la apuesta. Aquí hay mucho más azar que estudio, pero puede apetecerte ‘romper las normas’ de vez en cuando.

Apuestas Más/menos de

Otro importante miembro de la familia, y uno de los más elegidos, es intentar adivinar la cantidad de goles que habrá en un partido. La premisa es sencilla: si por ejemplo eliges Más de 1,5 goles en un encuentro, ganaremos la apuesta siempre que el marcador total finalice con 2 o más goles (es decir, mayor que la cantidad seleccionada. 1-1, 2-0 o 0-2, serían algunos ejemplos). Si por el contrario crees conveniente elegir Menos de 1,5 goles durante el encuentro, te llevarás la apuesta siempre que la cifra total de goles no supere 1 gol marcado (serían válidos el 0-0, 1-0 y 0-1).

Hándicap asiático

Esta popular forma de apostar, aplica ventajas o desventajas a uno de los equipos con la finalidad de eliminar el empate de la ecuación. Algo lioso de entrada, pero es bastante sencillo de entender: imaginemos que añadimos un Hándicap asiático +0,5 a uno de los dos rivales (al local, por ejemplo). Esto quiere decir que al número de goles que marque dicho equipo, habrá que sumarle 0,5 goles. De esta forma, un 1-1 se convertiría en un 1,5-1, habiendo ganado la apuesta. Una moneda al aire, vamos.

Pongamos otro ejemplo: supongamos que añadimos un Hándicap asiático -1 al equipo elegido (de nuevo diremos que es el que juega como local). Esto supondrá que hay que restarle 1 gol al resultado final, lo cual puede traducirse en dos posibles escenarios:

  • El resultado ha sido de 3-1, así que aun restando 1 gol, seguiría habiendo ganado el encuentro por 2-1, y habría acertado la apuesta.
  • El resultado ha sido de 2-1, así que al restar 1 gol, el encuentro ha finalizado 1-1. Al ser empate, la apuesta se anula y se le devuelve el dinero.

¿Cómo cubrir una apuesta de fútbol?

En fútbol como en cualquier otro deporte, es posible “cubrir tus apuestas”. A pesar de no ser una garantía para ganar en las apuestas deportivas, ese método permite de minimizar el riesgo de pérdidas. Consiste en hacer una apuesta complementaria a otra apuesta, es decir, definir un plan B por si sale mal el plan inicial.

La manera de hacer esta jugada de forma adecuada es buscando un mercado complementario con un momio mucho más alto que el de la apuesta principal. Es importante recordar que este tipo de jugada no es obligatoria hacerla cada vez que colocas dinero, antes debes analizar cómo se desarrolla el encuentro deportivo y ver si tiene sentido cubrir tu apuesta.

Uno de los consejos que te podemos dar para cubrir una apuesta, es hacerlo usando apuestas en directo. De esta manera podrás analizar todas las jugadas en vivo y tomar decisiones más acertadas. ¿Qué significa? Realizas tu apuesta principal en un partido fútbol antes de que empiece y luego la cubres con otra apuesta en vivo.

Pongamos un ejemplo: supongamos que apostamos al favorito de un encuentro de fútbol entre los equipos A y B, digamos que apostemos 300 pesos a momio 1.83 por la victoria del equipo local A.

Nuestro beneficio neto posible es de 249 pesos (=300 MXN*1.83 – 300 MXN). Pensamos que, en este partido, hay un riesgo de empate, con pocos goles. Entonces, vamos a cubrirnos apostando por el resultado 0-0 y el 1-1. Apostamos 40 pesos al 0-0 a momio 11 y 70 pesos a momio 6,5.

Los resultados posibles son los siguientes:

  1. Si el equipo A gana, ganaremos en total 139 pesos (249 pesos de la apuesta principal menos los 110 pesos que hemos apostado para cubrirnos).
  2. Si el partido termina en empate 0-0, ganamos 40 MXN*11-40MXN= 400 pesos y perdemos 360 pesos. Resultado: + 40 pesos.
  3. Si el partido termina en empate 1-1, ganamos 70 MXN*6.5-70 MXN= 385 pesos y perdemos 340 pesos. Resultado: +45 pesos.

De esta manera tenemos cubierto 3 resultados posibles (empates de menos de 2 goles y victoria del equipo local) y en el caso de este partido, pensamos que esto nos garantiza no perder dinero porque nos parece muy poco probable que el equipo B gane o que el partido finalice con un empate de más de 2 goles. Apostando al 0-0 y al 1-1 hemos cubierto nuestra apuesta de fútbol 1X2.

Para cubrir una apuesta de fútbol, la mecánica siempre es la misma. Buscamos mercados complementarios a nuestra apuesta principal. Por ejemplo, podemos cubrir una apuesta de fútbol “Under 2.5 goles” con una apuesta al “resultado exacto”. Aunque no podrás cubrir todos los resultados, por lo menos, reduces de manera significativa el riesgo. Lo dicho, el objetivo es minimizar las posibles pérdidas en caso de que se marquen más de 2.5 goles en el partido.

Esta estrategia es muy común: cubres tu apuesta principal al “Under 2.5 goles”, con apuestas complementarias al resultado exacto 2-1 y 3-0 por ejemplo (resultados que – en caso de darse – nos harían perder nuestra apuesta Under 2.5 goles). Lo mismo ocurre con la apuesta al “Over 2.5 goles”. Se puede cubrir con apuestas al resultado exacto 2-0 y 1-1.

Apuestas de fútbol en directo

Las apuestas de fútbol en directo son muy populares porque no solo añaden emoción al partido sino que también ofrecen oportunidades de cazar mejores momios. Antes de adentrarse en ese mundillo, te queremos recordar algunos consejos básicos:

  • Como mencionado anteriormente, NO intentes recuperar apuestas pérdidas apostando en directo. En vivo, la tentación es muy grande por lo que es importante que sepas controlarte. Apostar en directo requiere mucha preparación, concentración, paciencia y auto control.
  • Es recomendable centrarse en unas pocas apuestas y ver cómo evoluciona el partido. Si empiezas a colocar dinero en muchas apuestas distintas, no podrás concentrarte lo suficiente. Además, tienes que vivir el partido y esperar el momento correcto para hacer tu pronóstico.
  • Obviamente, te recordamos que debes ver el partido en directo si quieres hacer pronósticos live. Los servicios de resultados y estadísticas en directo ofrecen información valiosa pero no son suficientes. A día de hoy, muchas casas de apuestas ofrecen servicio de live streaming por lo que si el partido no se retransmite en TV, tendrás la opción de verlo online.
  • Por supuesto, tienes que explotar al máximo los datos estadísticos del partido porque te ayudarán a tomar decisiones. Es la gran ventaja de las apuestas en directo. Si sabes analizar bien el partido y las jugadas, puedes anticipar acciones y conseguir momios mucho más interesantes.

Reglas de apuestas de fútbol

No es muy común, pero puede pasar que el encuentro de fútbol al que apostaste sea suspendido o aplazado. Si esto ocurre muchos apostadores se angustian al no saber qué pasa con su apuesta.

Ante todo, es preciso resaltar la diferencia entre un partido aplazado y uno suspendido. En el primer caso el juego se pospone antes de haber comenzado, mientras que en el segundo el encuentro se inicia, pero antes de los 90 minutos se suspende. Aquí no incluimos las interrupciones por inclemencias del tiempo ya que en general, en estos casos, el partido se juega en el mismo día.

Aquí te proponemos un resumen de las reglas de las casas de apuestas online más populares, para que sepas qué pasará con tus apuestas de fútbol en caso de suspensión del partido o aplazamiento.

Caliente México

Juego aplazado: Las apuestas se mantienen si el partido finalmente empieza antes de 24 horas.

Juego suspendido: Si es antes de los 90 minutos, las apuestas se anulan y el dinero se devuelve, menos en los casos en que las apuestas se hayan cerrado antes de la suspensión.

Bwin

Juego aplazado: En el caso de no realizarse el encuentro en el plazo de 72 horas (3 días), se cancelan las apuestas y se devuelven los importes apostados. Si el partido se juega antes de este plazo, las apuestas se mantendrán.

Juego suspendido: Se aplica la misma regla que cuando es aplazado.

Bet365 México

Juego aplazado: Las apuestas se mantienen siempre y cuando el partido finalice antes de una semana, luego de la fecha de aplazamiento (es decir antes del domningo, 23:59 horas). De lo contrario se anulan.

Juego suspendido: Todas las apuestas se cancelan.

Betfair

Juego aplazado: Las apuestas serán anuladas, salvo en caso de que se reprogramara para jugarse en un plazo de 72 horas desde la fecha inicial del partido.

Juego suspendido: De no reanudarse el juego antes de los 3 días, desde la fecha de inicio, todas las apuestas serán anuladas. En el caso de los juegos amistosos no aplica la regla. Se mantienen las apuestas y se toma en cuenta el resultado antes de ser suspendido el encuentro.

Sportingbet México

Juego aplazado: Todas las apuestas serán anuladas, a menos que el partido se juegue dentro de las 36 horas siguientes a la hora de inicio original. En ese caso, las apuestas se mantendrán.

Juego suspendido: Se aplica la misma regla que cuando es aplazado.

William Hill

Juego aplazado: Las apuestas de fútbol se anulan, salvo en el caso de las competiciones de fútbol siguientes: FIFA Copa del Mundo (Clasificación y Finales), UEFA Campeonatos Europeos (Clasificaciones y Finales), Copa de Naciones de África (Clasificaciones y Finales), Copa Confederaciones (Clasificaciones y Finales), UEFA partidos de la Europa. En estos casos, las apuestas seguirán activas si el partido se disputa durante las 48 horas siguientes a la fecha inicialmente fijada de forma oficial.

Juego suspendido: Todas las apuestas pendientes se cancelan. Hay una excepción a esta regla para las competiciones mencionadas en el caso de los partidos aplazados. En estos casos, se aplica la regla de las 48 horas.

Bet9

Juego aplazado: Las apuestas se anularán.

Juego suspendido: No hemos podido averiguar qué pasa con nuestras apuestas en Bet9 en este caso, pero entendemos que se cancelan.

 

Concluir diciendo que cada persona es un mundo, y que cada cual, con tiempo y paciencia, descubrirá cuál es la forma de apostar que mejor se adapta a su estilo e interés. De lo que se trata es de encontrar la forma que más te guste, convenga, y sobre todo, divierta. Esa será siempre la máxima, porque no tendría sentido de otra manera. Apuesta con responsabilidad, y sobre todo diviértete. De lo contrario, las apuestas y tú, dejarán de ir juntos de la mano…

Últimas entradas de Fernando (ver todo)